Estadísticas y cereales

“De cada diez personas que ven la televisión, cinco son… La mitad”

Les Luthiers. ¡Qué grandes, qué irrepetibles, qué maravillosos cínicos! Les Luthiers me dan pie hoy para hablar de otro abuso contemporáneo, las estadísticas. ¡Cuántas noticias comienzan con “un 37% de los jóvenes”…, “El 68% de los fumadores…”, “Más de la mitad de las personas que descuelgan el teléfono…”! Y yo me pregunto, ¿Qué porcentaje de estadísticas está compuesto por puras invenciones? Les pongo un ejemplo, leído en el dorso del paquete de una famosa marca de cereales para el desayuno (Sí, esa que están pensando):

“¿Sabía que los españoles tan sólo consumen la mitad de la fibra necesaria para la dieta?”

Cuando leí esta pregunta me sentí inquieto, primero por no haber tenido hasta ahora conocimiento de este importantísimo dato, y segundo porque a pesar de considerarme persona de inteligencia normal me siento sencillamente incapaz de entender la pregunta. ¿Todos los españoles, impulsados por un mismo hábito alimenticio, consumen exactamente la mitad de la fibra necesaria? ¿O se trata de un promedio bruto, un cociente entre las toneladas totales de fibra consumida y el número de españoles? Un vistoso asterisco remite a una nota a pie de página, quiero decir de paquete, que legitima la afirmación por un supuesto estudio científico. He comprobado que se trata de un estudio financiado por la misma empresa de cereales, pero he sido incapaz de localizarlo. Pero incluso esta legitimidad es cuestionable, ya que la otra mitad del paquete, obviamente dirigida al consumidor lusitano, pregunta:

¿Sabia que se estima que os portugueses consumam apenas metade das fibras necessarias?

Y mi desconcierto se desborda, ya no sé si españoles y portugueses coinciden exactamente en sus malos hábitos alimenticios o si a los que han escrito la etiqueta les importa un comino dichos hábitos, pasan de averiguarlos y se limitan a traducir la estadística española al portugués. En otras palabras, nos toman por idiotas y no se recatan en ocultarlo.

Es asombrosa la ligereza de algunas estadísticas. Traten de averiguar cuántos españoles tienen problemas de disfunción eréctil. Se encontrarán estudios de expertos que con la misma rotundidad afirman que este porcentaje alcanza el 10%, el 20% o el 42% de los españoles. Busquen si no las cifras de españoles que no leen nunca, y encontrarán desde el 21% hasta el 40%. Prueben otras estadísticas y se toparán con las mismas contradicciones.

Las estadísticas tienen un atractivo extraño, proporcionan a las afirmaciones gratuitas un aroma “científico”, son fáciles de manejar, fáciles de manipular y fáciles incluso de inventar. Nos bombardean con porcentajes que probablemente carecen de rigor en la mayor parte de los casos. Pero no debemos olvidar que NINGUNA estadística es capaz de decir NADA en absoluto acerca de CUALQUIER individuo. Por ejemplo, cuánta fibra consume.

Anuncios

Acerca de desdemitonel

Biólogo, profesor en la Universidad de Málaga
Esta entrada fue publicada en Cartas desde mi tonel. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s