El negocio de las células madre

¿Cuánto contribuye la mentira al PIB y la riqueza de las naciones? ¿Cuánto lo hace la verdad? Dada la vigente abundancia de publicidad engañosa, campañas de imagen, productos milagro y demás actividades sostenidas por semimentiras y verdades a medias, uno sospecha que la mendacidad se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos. ¿Habrá algún día una “burbuja de engaños” que estalle, como lo hizo la tecnológica o la del ladrillo?

El caso es que hay mentiras y mentiras, pero para algunas de ellas es difícil encontrar calificativos. ¿Puede haber algo peor que aprovechar la desesperación ante una enfermedad terminal, ante un cruel padecimiento, para hacer negocio? Pues esto está sucediendo. Juzguen ustedes si este es el caso, yo sólo les expongo datos objetivos y fácilmente comprobables. La empresa XCell-Center, radicada en Alemania, ofrece tratamientos con células madre de enfermedades tan graves como la esclerosis lateral amiotrófica, la esclerosis múltiple, Parkinson, Alzheimer, derrames cerebrales, parálisis cerebral e incluso lesiones traumáticas de la médula espinal. Tratamientos que, por supuesto, cuestan una buena cantidad de miles de euros. Claro que estos genios de la medicina se curan en salud frente a posibles demandas advirtiendo que:

Es importante entender que, mientras que la terapia con células madre puede ayudar a aliviar los síntomas en muchos pacientes y retrasar o incluso revertir los procesos degenerativos, ésta no funciona en todos los pacientes. En consecuencia, el XCell-Center no puede predecir ni garantizar el éxito en cada caso particular que se somete a tratamiento con células madre.”

La terapia con células madre está dando ahora sus primeros e inseguros pasos. Esto se hace mediante ensayos clínicos, rigurosamente controlados y, por supuesto, absolutamente gratuitos para los pacientes que se someten a ellos. En España, estos ensayos los realizan los grupos de investigación integrados en la Red de Terapia Celular, a la que mi grupo de investigación tiene el honor de pertenecer. En su web podrán encontrar información rigurosa acerca de la terapia con células madre, así como la nota que hizo pública ante ofertas comerciales de terapias celulares.

Pero volviendo a XCell-Center. Alguien podría pensar que se trata de una empresa que honradamente intenta aplicar una terapia experimental en pacientes que han perdido toda esperanza. Pues bien, ahórrense lo de “honradamente”. Porque no dicen la verdad. ¿Un ejemplo? En su web sitúan, como “publicación destacada”, la siguiente:

AUTOLOGOUS STEM CELL TRANSPLANTATION IN PATIENTS WITH CEREBRAL PALSY (N=100)

Tamaschke, UK; Haberland, N; De Munter, JPJM; Happich, D; Kleinbloesem, CH. European Journal of Paediatric Neurology. Volume 14, Issue 6, November 2010, Pages 546-554

Cuando he visto esta referencia, que describe cómo nada menos que un 67% de pacientes con parálisis cerebral tratados con células madre experimentan mejorías, me he quedado impresionado. Porque aparece como publicada en una revista de cierto prestigio, la Revista Europea de Neurología Pediátrica. Pero más impresionado me he quedado cuando, buscando en la base de datos médicos  PubMed, que recoge todas las publicaciones relevantes en Medicina, no he sido capaz de encontrarla. He acudido a la web del European Journal of Paediatric Neurology, y en el lugar donde debería encontrar el artículo, las páginas 546-554 del volumen 14 de la revista, encuentro lo siguiente:

Selected Abstracts of the 8th International Congress on Cerebral Palsy. An open-minded approach to therapeutic options. 1 – 4 September 2010, Bled, Slovenia
Pages 546-554

¡No es un artículo, sino los resúmenes de las comunicaciones a un congreso! Resúmenes que, como sabemos, no pasan por los controles de las publicaciones científicas. Dicho de otra forma, están citando el resumen de un panel como si fuera un artículo científico. ¿Cómo se llama eso en su pueblo?

Ya puestos me he bajado el panel presentado en el congreso. Aquí lo tienen, no hace falta comentarios. Por mucho “open-minded approach“, jamás he visto un panel donde no figure al menos la dirección de los autores de la investigación. Y me ha picado la curiosidad y me he puesto a buscar en PubMed las publicaciones científicas del grupo de genios que alivian la parálisis cerebral. El Dr. Tamaschke publicó su único y modesto artículo… ¡en 1992! Entre todos los demás reúnen unos pocos artículos de tercer nivel publicados en general hace más de 12 años. Dicho de otra forma, los que afirman tratar con éxito (no garantizado, eso sí) algunas de las enfermedades más graves y rebeldes al tratamiento que existen, no es que no sean candidatos al Nobel, es que tienen menos currículum que los becarios de mi Facultad. Y por supuesto el centro donde trabajan estos lumbreras (Dominikus Hospital de Dusseldorf) es un desconocido en PubMed: sólo dos publicaciones (1997 y 1999).

Entre tanta irritación, sólo veo un motivo para la esperanza. Vivimos en un mundo más transparente que nunca, gracias a esta maravilla que es Internet. Los datos que aquí figuran no son fruto de ninguna investigación paciente y exhaustiva, cualquiera puede hacerla si sabe donde mirar. Es posible poner en evidencia a los malos, si queremos hacerlo. Y debemos hacerlo.

Anuncios

Acerca de desdemitonel

Biólogo, profesor en la Universidad de Málaga
Esta entrada fue publicada en Cartas desde mi tonel, Ciencia, Universidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El negocio de las células madre

  1. Montse dijo:

    Y los de http://www.beikebiotech.com? Pásate por esta página y nos regalas tu opinión, que yo personalmente te lo agradeceré y tal y como tú dices…”Es posible poner en evidencia a los malos, si queremos hacerlo. Y debemos hacerlo.”

    Un saludo y muchas gracias

    • desdemitonel dijo:

      No conocía a los de Beikebiotech, es una señal de que esto es un negocio emergente. La impresión que me dan es que tienen algo más de solvencia en el sentido que algo han publicado, están haciendo ensayos y colaboran con hospitales. Además parecen ser sólo productores y vendedores de células madre, para su uso como medicamento y no ofrecen tratamientos. No obstante, aquí hay dos problemas, uno de fondo y otro de forma. El de fondo es que sólo ahora estamos empezando a comprender cómo determinadas terapias con determinados tipos de células madre puede funcionar. Por ejemplo los transplantes de células del limbo corneal en casos graves de opacidad de la córnea, los transplantes de piel, etc. El problema es el paso fulminante que se está produciendo de la investigación básica y controlada, a la aplicación clínica en un “a ver qué pasa” y de esta al negocio lucrativo, ¡compre células madre para sus pacientes, le hacemos un 15% de descuento! Sin que esté ni mucho menos comprobado un beneficio terapéutico en el caso que se está tratando.
      Y el problema de forma es que los que venden beneficios terapéuticos dudosos sean completamente insolventes en el plano científico. Esto es lo que me pone los pelos de punta…
      Y para redondear el tema (ya que no quiero que una sola cuestión monopolice este foro) puedes mirar cómo se extiende el negocio:

      Stem Cell Treatment Institute

      Estos ofrecen tratamiento en San Diego (California) con células madre para todo, desde el cáncer de mama o de próstata al daño de la médula espinal. Y… ¿Quién ha hecho el estudio “científico” de los beneficios de las células madre en la médula espinal? ¿Quién? Aquí los tienes… ¡Sorpresa!

      Stem Cell Treatment Study for Spinal Cord Injury

  2. No estoy de acuerdo. Pienso que hacen bien en avisar. Como bien dices estamos dando los primeros pasos en los tratamientos con células madre, y aunque suene a tópico la medicina avanza muy rápido. Además hace poco hemos tenido el primer casa de exito en mi tierra en Cádiz. Una niña ha superado un cancer de cerebro tras ser tratada con células madre de su cordón umbilical.
    En unos meses va a nacer mi primera hija, y por supuesto voy a invertir en una posible cura.

    • desdemitonel dijo:

      Queda reflejada aquí tu opinión, ahora bien, ten en cuenta dos aspectos importantes:

      1) Es cierto que estamos empezando a dar los primeros pasos en terapia celular, pero esos pasos hay que darlos en orden y con rigor. Cualquier medicamento que tomes ha pasado por una serie de ensayos clínicos en los que se ha demostrado, con pruebas objetivas que el medicamento es seguro, en primer lugar, y que es efectivo en el tratamiento del problema. En España hay en marcha un buen número de ensayos clínicos con células madre. En unos casos se está demostrando beneficio terapéutico y en otros no. Pero en todos los casos los ensayos son gratuitos para el paciente, y los resultados se publican en revistas científicas para conocimiento de todos. El caso que estamos hablando aquí es el de tratamientos con células madre que no han pasado por ensayos, que no han demostrado beneficios, que no tienen control riguroso de los resultados, y que están hechos por personas que ni publican dichos resultados ni acreditan curriculum o experiencia científica. Y además tratamientos que se cobran caros. Si realmente funcionaran, a) montarían un ensayo clínico, b) venderían la técnica a una multinacional y c) publicarían los resultados en el New England Journal of Medicine y serían aclamados a nivel mundial.

      2) Respecto a lo que dices de la niña que ha superado un cáncer de cerebro tras ser tratada con células madre de cordón, te agradezco que hayas llamado mi atención hacia esto, porque es un ejemplo perfecto de la falta de rigor en la forma de dar una noticia (y de que algunas empresas que se citan en la noticia vayan aprovechándose de esta falta de rigor). La noticia está aquí:

      http://blogdefarmacia.com/gran-avance-una-nina-de-cadiz-supera-un-cancer-de-cerebro-tras-ser-tratada-con-celulas-madre-de-su-propio-cordon-umbilical/

      Cuando se lee la noticia con atención se da uno cuenta de que el titular da a entender algo que es falso, es decir, que las células madre han “curado” un cáncer. Lo que ha sucedido es que el meduloblastoma de esta niña fue tratado con cirugía, radioterapia y quimioterapia. Un efecto secundario de este tratamiento (que es el que “curó” el cáncer) es un daño a la hematopoyesis, es decir, a la producción de células de la sangre. Las células de cordón permitieron recuperar dicha producción de células de la sangre y atenuar o evitar este efecto secundario. Esto es una práctica habitual, y no se necesita siquiera células de cordón. Es posible coger médula ósea antes del tratamiento y reimplantarla después. Esto es lo que hicieron con Josep Carreras. En el caso de una niña pequeña, si tienes sangre de cordón, mejor. Pero, ¡cuidado! No hagamos un negocio de la sangre de cordón (como no hemos hecho negocio con las transfusiones) y donemos los cordones a bancos públicos, y segundo, ¡no digamos que las células madre curan el cáncer!

  3. Pingback: El X-Cell center ha sido cerrado | Desde mi tonel

  4. Pingback: La Declaración de Quito: Combatir los engaños sobre las terapias con células madre | Desde mi tonel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s